Las doctoras especialistas en endocrinología Nuria Gil-Fournier y Paloma Bacarizo están en gambo preparando la fase de nutrición.

El mes de julio, la Fundación El Alto empezó el Proyecto de Optimización y Ampliación del Servicio de Farmacia del Hospital de Gambo. Es este proyecto se pretendían consolidar los procesos farmacéuticos que ya se habían desarrollado en el proyecto anterior y se da un paso más abarcando otros aspectos también relacionados con la sanidad, como son la lucha contra la desnutrición.

Para ello, la Fundación cuenta con la intervención de dos doctoras especialistas en endocrinología, que son Nuria Gil-Fournier  y Paloma Bacarizo, que desarrollaran la fase de nutrición del proyecto. El pasado día 24 de octubre ambas voluntarias  viajaron a Gambo, donde permanecerán hasta mediados del mes de diciembre para hacer un estudio de la situación del área del Hospital de Gambo y poder así retomar esta fase en enero de 2010 sin contratiempos.

Los objetivos que tienen marcados estas voluntarias son: permitir el acceso a las fórmulas de alimentación para niños desnutridos de entre 1 y 5 años de edad y pacientes enfermos que sufren malnutrición y educar y formar a las familias de los niños ingresados en el hospital en el empleo de los mecanismos necesarios para que se reduzcan los casos de malnutrición infantil severa, realizando una actividad preventiva.

El Presidente de la Fundación El Alto considera que es imprescindible actuar sobre los casos de desnutrición infantil para obtener una mejor y correcta seguridad alimentaria de la población etíope.

Español