La farmacéutica voluntaria Dulce Cebrián regresa a España con los objetivos cumplidos.

El pasado día 28 de septiembre, la farmacéutica voluntaria Dulce Cebrián volvió a casa después de un mes de trabajo en el Hospital de Gambo. La expatriada viajó al país para ayudar a los voluntarios Juan González  y Manuela González en el desempeño de sus labores en el Proyecto de Ampliación del Servicio de Farmacia del Hospital de Gambo.

Dulce tenía como objetivos encargarse de la oficina de dispensación de medicamentos (OPD) y llevar un control de las caducidades y de las existencias de medicamentos en cada una de las dependencias del Hospital. Además se encargó, junto con Leide Gozálbez,  de la organización de la sala de unidosis, identificando todos los medicamentos por principios activos y colocándolos por orden alfabético, cosa que facilita la labor de los demás trabajadores del Hospital. La Dirección del Proyecto está muy satisfecha con el trabajo desempeñado por la farmacéutica durante su estancia en Gambo.

La farmacéutica, a su regreso, nos ha comentado que está muy contenta de haber podido contribuir con su trabajo en el desarrollo del proyecto de Gambo y ha dicho: “Quiero agradeceros la oportunidad que me habéis dado al permitirme trabajar en este magnifico proyecto, del cual os damos la enhorabuena porque nos parece muy bien organizado, eficaz, necesario y de gran calidad.”

Español